Luzius: Capítulo 6

Sexto capítulo de Luzius. Sorpréndete con la increíble revelación que va a hacer el Papa. Y, cómo no, lo volvemos a hacer con estupendas imágenes del Story para el guión cinematográfico de Santiago García-Clairac.

 

CAPÍTULO 6

luzius_logo

Los pasillos del vaticano eran arterias y venas por las que circula la sangre que hace funcionar la vida del estado; pero su corazón y cerebro se hallaban tras una puerta de color blanco con decoración barroca y manillas de oro. Y a la que se llamaba solamente cuando se tenía algo que comunicar urgente.

Cap- 6x00

El cura que antes era niña entreabrió la puerta que daba paso al despacho de Su Santidad y asomó su cabeza prudentemente.

“Santidad. ¿Está ocupado?”

“Adelante Gabriel, pasa”, contestó desde el fondo de la habitación el Santo Padre.

Gabriel anduvo tranquilamente sobre una alfombra preciosa mientras se encendía otro cigarrillo.

“El trabajo del Ministro Kesler está hecho. Ahora está en deuda con nosotros. Ya tenemos a la mayoría del parlamento europeo de nuestro lado”.

Frente a la mesa del despacho del Santo Padre había una silla de madera noble adornada con telas romanas de siglos de antigüedad sobre las que Gabriel apoyó su pie sin miramientos. El Papa, sentado con las manos juntas frente a su cara, en rictus de meditación preocupada, no pareció importarle tamaña ofensa. Detrás de él, el balcón daba a la Plaza de San Pedro donde palomas volaban libres, hombres huían furiosos y un niño reía sin parar una vez cometida su infantil fechoría.

Cap- 6x01“¿Ocurre algo? Deberías estar contento. Tenemos Europa en nuestras manos. Si no fuese por esos ingleses…” le dijo Gabriel.

“Ayer vino a visitarme”, le interrumpió de golpe.

La sorpresa fue inmensa. Gabriel abrió la boca para decir algo pero se quedó a medio camino. Y justo cuando el cigarrillo estaba a punto de ceder a la resistencia del labio y caer sin remedio, Gabriel consiguió articular una sola palabra.

“¿ÉL?”

“Sí. Después de tanto tiempo”, contestó el Papa.

El Santo Padre bajó sus manos hasta la altura de la boca y sus ojos inteligentes miraron a Gabriel fijamente. Penetró a su acólito con la mirada. Un Papa nunca mentía, nunca era cuestionado y él, jamás.

“Vino anoche. Apareció aquí mismo, justo antes de retirarme a la cama. Sentado en esa misma silla en la que estás”.

Gabriel agarró los apoyabrazos y miró hacia abajo intentando ver alguna muestra de la presencia divina debajo de sus posaderas. Pero dándose cuenta de que solo estaba su culo.

“Creía que había olvidado ciertos sentimientos”, continuó su Santidad. “Pero verle sonreír, con esa sonrisa orgullosa, los avivó como en el primer día”.

Era un hombre ágil y enérgico, pero los últimos acontecimientos parecían haber hecho mella en su estado físico. Se levantó de su silla apoyándose con una mano en la mesa y otra en la silla. Gabriel, atónito por la revelación, siguió pegado a su asiento atento a las palabras del Santo Padre, sin atreverse a interrumpirle.

“¿Te dijo algo?” preguntó Gabriel.

“Por supuesto. Vino a informarme de que hoy, a las 8 y 27 de la tarde… …el mundo desaparecerá”.

 

10:23:14

Cap- 6x02Gabriel se echó sobre la mesa del escritorio del Santo Padre tirando un tintero sobre los papeles que había encima. Su cara se desencajó por la sorpresa. Volvió a incorporarse, sus ojos se movieron más rápido de lo que lo habían hecho nunca y eso hizo que se marease. No supo dónde poner las manos y acabó posándolas en todas partes.

“No puede ser. ¿El Apocalipsis? Es imposible, nos lo inventamos nosotros. Es todo una patraña. Es… es…”, dijo entre aspavientos y un movimiento frenético.Cap- 6x03

Pero daba igual todo lo que dijese, el Papa hizo caso omiso de sus palabras y caminó hacia la terraza que daba a la Plaza de San Marcos. Y mientras contemplaba a turistas, fieles y soldados suizos… gente normal que no entendía nada de los asuntos reales del Vaticano… dijo en voz alta, aunque más para sí mismo que para Gabriel.

“Es lo que ocurrirá. Es la palabra de Dios”.

 

10:20:44

luzius_logo invertido

¿Te ha gustado lo suficiente como para no querer esperar a la semana que viene?

Eso tiene fácil solución:

COMPRA LUZIUS AQUÍ

Y no esperes más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s